Home Noviembre 01, 2014 publicidad
 
  Inicio Clasificados Directorio Archivos Enciclopedia Ecuestre Contacto Enlaces
 
Historia Anatomía Razas Actuales Disciplinas Crianza Enfermedadaes
Características Cuidados La Monta Guarnicionaría Compra Diccionario
c
Los Sentidos del Caballo
Son muy desarrollados, sus instintos básicos, tal es el caso del sentido del tacto el cual funciona del mismo modo que en todos los seres, el de la vista y el auditivo son peculiares de la especie.

Los ojos no enfocan juntos en general a objetos enfrente, sin embargo permiten una visión lateral muy importante, la visión posterior se dá cuando el animal alza la cabeza, la visión panorámica es parte del equipo protector, sin embargo es un obstáculo en el salto ya que su visión no es completamente útil al contrario es bastante forzada, ya que puede visualizar una valla a una distancia aproximada de 13.50 m., al llegar a una distancia de 1.20 m. el animal por naturaleza ladea su cabeza para poder ver la valla con un solo ojo, por lo cual el caballo salta casi a ciegas, aunque puede darse el caso de que el jinete le permita una cierta libertad en la cabeza y cuello para que pueda enfocar el obstáculo a saltar.

Su audición parece como una caja de resonancia, es muy aguda, manipula sus orejas a voluntad hacia el sonido, lo cual lo hace extraordinariamente receptivo a la voz humana.

El sentido del olfato es pronunciado, la costumbre de los antiguos jinetes de frotarse la manos con un liquido aromático es de gran sabiduría practica, el olor a miedo y muerte es fácil de percibir por éste y reacciona en consecuencia; así como el olor a sangre la reacción es una completa excitación.

El tacto es de suma importancia, adquieren seguridad al tocar con un casco los objetos que se encuentran en el suelo, y cuando huelen un objeto lo tocan con la nariz, lo cual les dá mayor seguridad.

Los caballos son muy sensibles, son capaces de convertirse en el espejo del jinete que los monta, perciben inmediatamente factores como timidez, miedo, vacilación así como la confianza y el valor, todo ésto lo denominamos como el sexto sentido de estos maravillosos animales. Cuando tienen un entrenador hábil es posible conseguir una gran afinidad.

El caballo posee una memoria retentiva, lo cual es de gran importancia en el entrenamiento, ya que si realiza bien sus tareas y es recompensado éste lo asociara con una experiencia agradable y repetirá la tarea gustoso en una fecha posterior, al igual si realiza mal alguna de sus tareas como es cocear y se le reprende, asociará el cocear como una experiencia desagradable y es poco probable que repita la acción. El reprender o ser recompensado debe ser inmediato, ya que se le permite asociar exactamente al animal lo que está bien o no.

Al caballo se le enseña por repetición y recompensa y es una ardua tarea por parte del entrenador el cual debe ser bastante hábil para que en determinado momento el caballo reaccione a diferentes movimientos no muy perceptibles. Sin embargo el desarrollo psíquico es muy importante, la mente del caballo se desarrolla por naturaleza dentro de periodos cortos de concentración, su desarrollo conlleva todas las limitaciones de modo gradual que el cuerpo.

Es importante mencionar que en algunas ocasiones los caballos demuestran una gran capacidad de razonamiento, lo cual los hace superar dificultades con las cuales llegan a toparse.

Otras Características
v Casco del Caballo
v Esqueleto
v La Piel
v Los Sentidos del Caballo
v Músculos del Caballo
v Partes del Caballo
v Psique del Caballo
v Sistema Cardiovascular
v Sistema Digestivo
v Sistema Endócrino
v
Sistema Linfático
v
Sistema Nervioso
v Sistema Respiratorio
v Sistema Urinario y Genital
v Anatomía del Caballo
  footer Sys&Web